10 abril 2007

LONDRES POR PARTES_ de museos

Ya no es necesaria la excusa del viaje a Londres para visitar el British Museum. A no ser que quieras ver la faraónica ampliación de sir Norman Foster. El rollo cultureta gafapasta (ahora que lo pienso allí no las llevaban ya) de la ciudad está en otro punto.

Ahora lo que se lleva es ir al Victoria & Albert Museum, cuya colección cuenta con representación de artes decorativas de oriente y occidente. Desde arte japonés a islámico pasando por el chino y el indio. Muy interesante cuando ya estás un poco saturado de las típicas exposiciones de pintura. Además está la tienda y la cafetería, que ocupan gran parte del museo y en posiciones muy estratégicas. Dignas de visitar, y consumir si es preciso. La entrada es free para las exposiciones permanentes, las temporales es otra cosa. Actualmente una sobre el vestuario de Kylie Minogue (no comments).

La Serpentine Gallery es la excusa perfecta para pasear antes por Kensington Gardens. En un pequeño pabellón, que probablemente te costará encontrar, pues parece más bien el cobertizo de los jardineros, exponen temporalmente algunas cosas interesantes de arte contemporáneo. Libros interesantes en la librería. Y chicos muy majos.

Que llega el viernes y sábado tarde, y no encuentras a la beautiful people en los garitos de moda londinenses, busca en el bar-restaurante de la Tate Modern. Allí encontrarás a todos apiñados, observando el horizonte con copaza de vino blanco en mano y comentando las últimas exquisiteces del arte contemporáneo… o no, yo creo que sólo van a ligar, pero bueno, eso es otro tema. Una vez “visitado” el bar, podemos recorrer la exposición, que también está muy bien. Actualmente los tubos Carsten Höller. Por un módico precio te dejan tirarte desde cualquiera de las plantas y pegar voces, para muestra un botón. Y para finalizar, volver al centro a través de la pasarela del Millenio.








más fotos del viaje

8 comentarios:

jill dijo...

Ya sabes que me quedo con la del café (espresso bar?) de la Tate, esos modelitos de sartorialist, esas copas de vino blanco... solo falta un guión de woody allen (y el chico).

inthesity dijo...

y esos precios, se han olvidado?
y de museos esa national portrait gallery, que además de gratis te enseña esos retratos de la familia windsor. Yo allí mismo vi ese famóso vídeo de Becham durmiendo de Sam Taylor Wodd.

Victoria dijo...

A mi me encanto la exposición de Gilbert&George, esa definición de dos personas pero un solo artista me parece genial y mi hija disfruto un montón los tubos Carsten Höller (me dio mucha risa escuchar a unos de los chicos que cuidaban a los que se deslizaban por los tubos que el habia aplicado para trabajar en el Tate Modern no en Disneylandia). Y me pareció bello el bar.
Un abrazo desde NYC

Jacqueline dijo...

Qué bello es tu blog.

Rfa. dijo...

A mi los toboganes de Carsten Höller me hicieron mucha gracia, pero no pude probarlos: demasiada gente. Y supongo que cuando fui a la cafetería de la Tate era un mal momento, porque aquello repleto de turistas-que-van-al-museo-sólo-por-las-vistas. Vistas espléndidas, todo sea dicho.
Ya que hablas sobre museos a descubrir, yo recomiendo la otra Tate. Está llena de acuarelas de Turner y de cuadros súper ñoños de los prerrafaelitas. Es cursi y está un poco lejos, pero muy disfrutable.

sade dijo...

Rfa, fue una pena no ver los cuadros de Turner, la verdad es que nunca me había llamado la atención hasta que vi la gran colección que hay en la Galería Nacional Antigua (si no recuerdo mal. En la próxima ocasión. Visita obligada.

La Agrado dijo...

Me encantaron las vistas de Saint Paul Cathedral y el Milenium Bridge desde La Tate, tumbada en un sillón comodísimo que había allí. Más bonito.

Y donde este la National Gallery que se quite el British Museum. Hombreya!

Mil Orillas dijo...

Sade, hermoso blog, hermosas fotos y hermoso post. Pronto termino mis vacaciones! Gracias por la visita!