23 julio 2007

Atardecer en Ibiza

Estaba escribiendo la guía útil de cómo llegar y encontrar el mejor alojamiento posible, acompañado de consejos útiles, en Ibiza, cuando me he dado cuenta de que realmente quiero escribir sobre el evento por excelencia en la "isla blanca": ver atardecer.





El lugar invita a dejarse llevar, relajarse y pasar el día de aquí para allá buscando sitios de esos que despiertan todos tus sentidos y guardas en la memoria por mucho tiempo. Pero es necesario tomar una decisión. ¿Dónde vemos hoy el espectáculo?


Sería pecado no comenzar -o comentar- el más famoso de todos, el Café del Mar. Sí, el sitio donde se cocina la música de los cedeses. Si no te hospedas en San Antonio, no vas a tener problema en encontrarlo (c/ Lepanto), sigue la luz del sol y a las hordas de gente fashion ataviada con gafas de sol último modelo. En el momento que comiences a escuchar la música, el show está cerca. Os confirmo, que la música sí acompaña la caída del sol. Digamos que los colores no sólo se disfrutan en el cielo. No cómo en los locales que lo rodean... De todas formas, si no encuentras sitio en la terraza del Café o no estás dispuesto a pagar 5 euros por una Heineken, siempre puedes llevar tu mini nevera bien repleta hasta la playa, muy profesional.


Una vez que hayas probado este primer plan, ya estás preparado para investigar por tu cuenta, personalmente, nosotros nos dedicamos a ir a buscar calas y si nos gustaban, ahí nos tumbábamos. Os recomiendo entonces, cala Comte. No las playas que se ven bien desde el aparcamiento. Mejor la cala escondida de la izquierda según miras el mar (la que está debajo de las caravanas de los hippys nudistas que fuman porros). Un chiringuito muy agradable, buena música y muy poquita gente. La otra opción es el lounge-mirador que separa las dos playas, con puestos, y opción de cena. Abarrotado siempre, pero con gente de la isla en su mayoría.



Os aconsejo hablar con la gente de Ibiza, como es natural, siempre te descubren unos sitios increíbles. Y ese fue el caso de Cala Bou. Una de esas zonas masificadas por el turismo guiri de litrona en mano y seminconsciencia constante. El caso es que si te acercas por la calle Lugo hacia el mar, te encuentras con un pequeño oasis de haimas, buena música, cocktails, crepes, batidos, puestos hippys, restaurante etc etc decorado con exquisito gusto donde contemplar la puesta de sol, una de las mejores.



¿cuándo volvemos?

6 comentarios:

la niña de las navajas dijo...

Habrá que ir a ver esos atardeceres y si es en buena compañía mejor que mejor.Besines.

JLPA dijo...

Excelente la reseña. Me han gsutado las fotos y cómo se respira el ambiente del atardecer. Buenas vacaciones!

Orleans dijo...

Diooooooos!Brutal!Las pitiusas son un paraíso.Es un pedacito de cielo en la tierra.Eres astronauta marino.Siento especial devoción por las baleares,me parecen espectaculares.El contacto constante y respetuoso con la naturaleza,las aguas cristalinas,el aroma de los pinos,las rocas,las calas...no hay marco comparable,por mucho que nos quieran meter sí o sí las playas venezolas y mexicanas...al lado tenemos EL PARAISO.

lamari dijo...

yo solo espero que no os encontréis demasiado chapapote.
pasadlo bien

sade dijo...

Ay Niña... en breve disfrutaremos de otros atardeceres. Hay que mirar ese tema.
Jlpa, me alegro que gustaran las fotos.
Orleans, yo también siento devoción, como para no hacerlo.
Mari, mari, la mancha espero a que la princesita saliera del agua para llegar a la playa, hasta en eso tuvo consideración. Suerte que atravesar la isla lleva 20 minutos y el chapapote no corre tanto

IBI dijo...

dioss que recuerdos, que agustito que estaba yo en la terraza de Cafe del Mar con mi mojito en la mano... ummm eso es vida... es caro pero es un sitio al que hay que ir si vas a Ibiza aunque solo sea una vez yo creo...

no conozco los sitios que comentas, me los apunto para futuros viajes a la isla, gracias