09 mayo 2007

Oporto: la guia útil (parte 1)

De vez en cuando el cuerpo pide un cambio de aires; hace unos días cogimos un avión a Oporto y en una hora estábamos en otro mundo y cualquiera diría que en otra época -con todo lo bueno y lo malo que eso supone-, dispuestas a olvidarnos del frío y el estrés y descubrir qué es eso del "encanto decadente"...


Porto desde el otro lado del Duero...

...nuestros descubrimientos, resumidos en una Guía útil (para rollos ya están las guías de viaje y google, de toda la vida)

Cómo llegar

Volamos con Ryanair y el veredicto es favorable: nos costó 40 euros ida y vuelta y sale desde la T1 de Barajas con un horario nunca visto en el mundo low-cost -11:30 am-. No hubo ningún problema, ni retrasos, ni destrozos/pérdidas de maletas, importante en estos tiempos que corren. Como consejo, no llevar más de 15 kg de equipaje bajo ningún concepto y no comprar nada durante el vuelo por mucho que insistan (boli de Ryanair = 9 euros).


El aeropuerto de Porto es "pequeño pero práctico", no tuvimos que esperar nada para recoger las maletas y se puede coger alli mismo un metro (ligero?) que lleva directamente al centro.


El alojamiento


Estuvimos en el Residencial dos Aliados, en pleno centro. Es importante conseguir un alojamiento en el centro para tener todo (lo de las guías) cerca: las cuestas son criminales, al principio hacen gracia, al cabo de un rato no quieres ni oir hablar de subir otra más.

El hotel es precioso por fuera y crea unas expectativas muy altas que no se corresponden por dentro... Aún así es aceptable, está limpio, nos tocó una habitación con balcón y el desayuno estaba incluído, por 50 euros la noche.


Nada recomendable para insomnes, por la noche hay bastante ruido y la cama cruje con el más mínimo movimiento.

Lo imprescindible (de las Guías de Viaje)


Lo primero que mencionan en todas partes, es el paseo por la Ribeira, que como su nombre indica es el barrio a orillas del Duero. Segundo, la visita a las Bodegas de Vinho do Porto, que no están en Oporto sino en Vilanova da Gaia. Para llegar basta con cruzar el fotogénico puente de Dom Luiz I y no, el Duero no mide 60 kilómetros de ancho como aseguraba una de mis fuentes fiables, tampoco nos paramos a medirlo pero debían ser 60 metros porque no tardamos más de 5 minutos en cruzarlo. Recomendable hacer la vuelta en metro, que no pasa bajo tierra sino por la parte más alta del puente, y la panorámica merece la pena.

En plan contemporáneo, como diría alguno, dos visitas obligadas: la Fundación Serralves -el museo de arte contemporáneo donde lo de menos es el arte y lo de más es el edificio de Alvaro Siza, los impresionantes jardines y -sí, lo sé, una frivolidad- la tienda.

La Casa da Musica es un edificio espectacular que merece la visita guiada (en inglés porque no amigos, los españoles no entendemos el portugués...), por 2 euritos una de las experiencias más interesantes del viaje, que como se puede apreciar, entra en la categoría de económico.



Nuestras fotos, como siempre, en el flickr

Y en breve, la parte 2...

4 comentarios:

sade dijo...

Bufff
Sobre las bodegas y el staff hay mucho que hablar...

Inthesity dijo...

Ahhhhhhhhrg visitasteis un edificio de ese arquitecto portugues que no entiende a la tita thyssen? todo el poder sobrenatural de heini caerá sobre vosotras, os lo juro por iker jimenez

Luis dijo...

Qué envidiaaaa! Las fotos del Flikr super luminosas

wise dijo...

Muy buen blog. Creo que seré asiduo. Un saludo.