16 diciembre 2006

Croquette & Canelonni

Pensamiento de una mañana de sábado: ¿Qué comemos hoy?

Buscamos inspiración y para crear ambiente suena Verve remixed. Un vistazo a la despensa y nos decidimos por unas espinacas: las cocemos y las rehogamos con un poco de aceite, pasas, avellanas picadas y requesón. Así ya tiene buena pinta, pero queremos algo más...

Hago memoria entre las recetas que he leído (unas cuantas) y pienso en hacer lasaña, pero no nos queda pasta. Y si nos lanzamos con unas croquetas? No las hemos hecho nunca pero... no debe ser tan complicado, no? Improvisemos...

Tras hacer algo así como una bechamel en las mismas espinacas, cogemos dos cucharas y tratamos de dar forma a las croquettes... pero se convierte en todo un reto. Tratamos de salvarlas pasándolas por harina, huevo y pan rallado. El aspecto es bastante rústico, y me gusta! (ja, ja)






Después de 10 croquetas empezamos a estar cansadas de filigranas y pensamos en hacer... canelones!

Cocemos la pasta y la rellenamos de la misma mezcla. Es rápido, fácil y limpio.
Los colocamos en una fuente para horno, y los cubrimos con una bechamel clarita y queso para gratinar (sirve cualquier queso que funda).

10 minutos a 180ºC y... hmmmmmmmm...

Freímos algunas croquetas y después de toda la odisea, al final están ricas, ricas.


Resultado del experimento: exitazo!

1 comentario:

didi dijo...

me da a mí que esos chocolates son menos amargos que los de Valor.

Gracias por el enlace! y si quieres escribir un escarnio público, ya sabes donde enviarlo.