24 diciembre 2006

Uno de los Cuatro básicos: Bazaar Restaurante

Que te apetece ir a cenar (quien dice cenar se refiere a comer), y para no variar tu fondo monetario está bastante pelado. Pues está bastante claro. La Gloria de Montera, La finca de Susana, el Public o Bazaar son una buena opción. Y no lo digo yo, lo demuestran las colas que se forman en sus puertas desde que abren.

Hoy te voy a hablar un poquito sobre Bazaar, situado en la calle Libertad número 21. En pleno barrio de Chueca.


El caso es que cumple lo de CCC "Cool-Chic-Cheap" ( que las tres b's ya están muy pasadas de moda). En un ambiente de lo más relajado y puedes saborear varios platos especiales. Sin olvidar los postres. Podemos empezar hablando de los entrantes, dentro de los que hay unas ensaladas de múltiples sabores, yo destacaría la ensalada de queso de cabra con salsa de miel y la ensalada de lechugas. Después puedes optar por carnes, en las que también se encuentra el milhojas de solomillo y foi o lpescados como la crepe de rape entre otras delicias. Si eres capaz de llegar a los postres estás perdid@, esta es la parte donde no vas a poder decidirte entre la locura de caoba y marfil, el chocolatísimo, postre de timbaón.....(se me hace la boca agua sólo de recordarlo).

Una buena y económica elección para reunirte con amigos

( dónde ) c/ Libertad, 21
<> Chueca (linea 5)
( pros ) precio, ambiente, postres...
( contras ) desde el primer minuto hay cola y no reservan. Más democrático, sí, pero a veces estropea planes.

2 comentarios:

didi dijo...

con el menú del día del bazaar siempre me da la sensación de estar jugando a la ruleta rusa: puedes pedir un plato con nombre majestuoso, pero de tamaño nimio, o bien degustar el pedazodeplato nouvelle cuisine y, además, de grandes dimensiones.

Es arriesgado para los estómagos hambrientos, pero mola.

carrascano dijo...

Yo cene una noche ahí, y si que es cierto que se llena hasta arriba y no queda sitio si no vas pronto, pero merece mucho la pena!

Cené genial y el ambiente es muy bueno, además es supercéntrico.